06
Mar

IWW · ¡Huelga contra el patriarcado!

Al igual que en muchos países católicos cristianos, los derechos reproductivos de las mujeres en Irlanda se han reducido remarcablemente.

Un claro ejemplo que afirma esa reducción de los derechos de las mujeres es la prohibición del aborto incluida en la 8ª enmienda de la Constitución irlandesa de 1983.

Después de años de campaña, esta enmienda se sometió a un referéndum el año pasado y la gran mayoría de la población (más del 66%) votó a favor de la derogación. Esto viene como resultado de los cambios en la sociedad irlandesa a lo largo de décadas, pero también es parte de una tendencia creciente de movilización feminista y de mujeres en todo el mundo. Nuestras compañeras de IWW Irlanda se unieron a la campaña para conseguir este resultado histórico, por ello nos complace felicitarles a ellas y a todas las mujeres irlandesas por su lucha y éxito.

A continuación, una declaración de nuestras compañeras sobre los resultados del referéndum y también una llamada a la movilización y a la huelga de este año, ¡todavía queda mucho por lo que luchar!

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es un día de lucha de clase. Queremos reafirmar nuestra unión contra el prejuicio, la injusticia y la desigualdad. En International Workers of the World (IWW) apoyamos la lucha de mujeres y personas no binarias de todo el mundo que, desde sus lugares de trabajo, se organizan en contra de la explotación laboral capitalista, reaccionarias ante la sumisión de la sociedad patriarcal que impone jornadas añadidas de trabajos de cuidado, que refuerzan la desigualdad de nuestra sociedad y feminización de la pobreza.

La lucha feminista contra la opresión de género, la desigualdad y la justicia social no tiene como objetivo igualar el sueldo de la mujer al bajo salario del hombre trabajador, ni ascender a puestos de decisión dominados por hombres; queremos abolir los privilegios y estructuras de poder que mantienen a los y las trabajadoras esclavizadas con salarios bajos, prestaciones sociales limitadas y viviendas deficientes, todo ello de la mano de la discriminación e intolerancia por género, edad, origen étnico, preferencia sexual o apariencia física.

El 8 de Marzo es una oportunidad para unirnos y abogar por un mundo mejor en el que las sociedades se estructuran en la cooperación, la igualdad y el gestión comunitaria. Podemos lograr esto construyendo una verdadera solidaridad de la clase trabajadora desde una postura feminista, uniéndonos contra el capitalismo, luchando contra el racismo y apoyando el derecho de todas las mujeres, personas trans y no binarias a trabajar en condiciones de seguridad, libres de la amenaza de la marginación social, la brutalidad policial o la deportación.

Hacemos una llamada a todas las mujeres y personas no binarias en nuestras comunidades para que se unan a la Huelga Internacional Feminista en todo el mundo el 8 de marzo sin ir a trabajar, no realizar tareas de cuidado infantil o de cuidado de niños, tareas domésticas o el consumo de bienes de consumo. Únete en la medida de los posible, incluso simplemente compartiendo en las redes sociales usando los hashtags #thetimeisnow y #womenriseup

Esta es una huelga contra toda la patronal: en nuestros lugares de trabajo y en nuestros hogares, es una huelga social que amplía la capacidad de la lucha social a todas aquellas que se enfrentan a la opresión, la pobreza y la precariedad por la recuperación de derechos y de la libertad. Durante 2017-18 International Workers of the World Ireland trabajó para apoyar la exitosa campaña para derogar la Octava Enmienda y continuará hasta 2019. Más allá si es necesario, para luchar por los derechos de las mujeres embarazadas del norte para que puedan elegir sobre su cuerpo; el derecho al aborto es un derecho de las trabajadoras. IWW también continuará apoyando los derechos de las trabajadoras sexuales para organizarse y mantenerse seguros en la lucha contra la violencia doméstica.

“La reinvención de la vida diaria significa marchar fuera del borde de nuestros mapas”. Lucy Parsons, IWW

IWW Irlanda: Declaración sobre la derogación de la 8ª Enmienda

11 de junio de 2018″Nadie tan adecuado para romper las cadenas como aquel que las usa, nadie tan bien equipado para decidir qué es una traba”. Frase de James Connolly sobre los derechos de las mujeres en La reconquista de Irlanda.

Los Industrial Workers of the World en Irlanda celebran la reciente decisión democrática de revocar la Octava Enmienda que prohibió el aborto en Irlanda en 1983. Este es un gran paso dado por aquellos que compartieron experiencias de “Irish solutions to Irish problems”, aquellos que hicieron campaña, incluidos miembros irlandeses de IWW del Norte y del Sur que estaban activos en los puestos de calle, en las redes sociales, repartiendo panfletos para la exitosa campaña Juntos por el Sí, así como aquellos que iban puerta por puerta.

Sin embargo, quienes finalmente lo hicieron posible fueron los miles que votaron Sí, en particular aquellos que no tenían respuesta a todas sus dudas, pero sintieron que cualquier persona que pueda quedar embarazada deberían elegir su futuro por sí mismas. Los irlandeses mostraron un entendimiento ante la declaración “Si agreden a una, agreden a todas”.

La influencia y actividad de los grupos de derecha estadounidenses en nuestras calles fue una característica desagradable e ilustrativa de esta campaña, si alguien dudaba de la capacidad del dinero de la derecha para movilizar masas, crear odio, y apostar por la desinformación y el temor promoviendo lo que solo puede describirse como desprecio por las mujeres, permitamos tildar de vergonzosa la intervención en esta campaña. Sin duda, esto continuará sucediendo cuando se haga realidad la voluntad de las personas.

Esperamos nuevos intentos de preservar el poder de la derecha. También esperamos, con menos confianza, la reorganización de la buena voluntad hacia la infancia de algunos sectores que canalizan sus energías en mejorar la calidad de vida infantil en áreas como la educación, la pobreza, la vivienda, la salud, los servicios sociales y el ocio. No nos callaremos.

La siguiente etapa en esta historia es el Norte de Irlanda, si bien la similitud con la Campaña de la derogación de la octava será instructiva; la importancia de la movilización masiva será aún mayor aquí dada la naturaleza rabiosa de la respuesta del DUP a los derechos reproductivos entre otras cuestiones, y la falta de voluntad entre otros representantes electos para tratar este asunto.

Nos unimos a aquellas que hacen campaña para acabar con la injusticia en el norte de Irlanda y trabajaremos con aquellas que tienen objetivos similares que trabajan de buena voluntad. Los que se lanzaron en paracaídas desde los EEUU en Dublín pueden tener sus boletos para Belfast, por lo que es vital que se brinde apoyo desde toda la isla para la campaña continua en el Norte.

Los miembros de IWW marchaban en la procesión de hoy en Belfast bajo el lema “Los derechos de aborto son derechos de los trabajadores”. Hacemos un llamamiento a nuestras compañeras de lucha en todo el mundo para apoyar esta campaña.