24
Dic

IWW – Solidaridad con los trabajadores suecos y las trabajadoras suecas

CIT, la Confederación Internacional del Trabajo, suscribe la declaración de solidaridad de nuestra sección en Norteamérica, IWW-Nara, en apoyo a los trabajadores suecos que están luchando contra la legislación laboral que se ha propuesto en ese país. Hace ya mucho tiempo que es evidente que partidos socialdemócratas y sindicatos de estado están del lado de la clase capitalista, en contra de los intereses de los trabajadores de todo el mundo. Lo que está ocurriendo en Suecia no es más es que otro caso en el que se intenta limitar la capacidad de las trabajadoras, de los trabajadores y de los sindicatos de base para organizarse y defenderse de la discriminación u otros abusos. Por el contrario, el objetivo principal de CIT y de sus secciones es fomentar la capacidad de la clase trabajadora de todo el mundo para hacer valer sus derechos e intereses a través de la autoorganización y la solidaridad. Por lo tanto, nos solidarizamos con SAC, otros sindicatos y los trabajadores y las trabajadoras de Suecia en el rechazo a esta nueva legislación.
Reproducimos a continuación el comunicado original de IWW-Nara y otras secciones de IWW, que CIT suscribe.


IWW – Solidaridad con los trabajadores suecos y las trabajadoras suecas

16 de diciembre de 2018

IWW manifiesta su solidaridad con SAC-Syndikalisterna, con otros sindicatos de base y con los trabajadores suecos y las trabajadoras suecas.

Estamos al tanto de que el gobierno sueco, en colaboración con las grandes empresas y los principales sindicatos de estado, han propuesto una legislación que busca restringir seriamente el derecho de las personas trabajadoras a emprender conflictos sindicales en defensa de sus intereses.

Consideramos que este ataque contra el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras de Suecia es una forma de guerra de clases, más propia de regímenes autoritarios que de un gobierno socialdemócrata y de unas burocracias sindicales que están en clara colaboración con la clase capitalista.

En particular, será ilegal que los sindicatos suecos participen en huelgas u otras formas de acción, incluyendo la distribución de panfletos frente al lugar de trabajo, para cualquier otro propósito que no sea negociar un convenio con una empresa. La única vía posible para hacer frente a la discriminación o a despidos ilegales será ahora un sistema de tribunales laborales que no tiene nada de imparcial.

A su vez, también será ilegal participar en una huelga para firmar un convenio si se trata de un sindicato “conocido por no firmar o respetar habitualmente» este tipo de acuerdos. Tampoco se podrá hacer huelga para pedir un convenio si ya hay uno anterior firmado con otro sindicato, incluso si este no tiene afiliación en el lugar de trabajo o en el sector.

Estas propuestas reducirán seriamente el potencial de los sindicatos independientes, basados en la solidaridad, para emprender conflictos sindicales de cualquier tipo.

Además, permitirán que los empresarios creen sus propios sindicatos amarillos o que fomenten la competencia entre organizaciones sindicales presentes en un mismo lugar de trabajo, para que respondan a los intereses de la empresa en vez de a los de la plantilla.

Estas propuestas contravienen los convenios de la OIT, ratificados por Suecia en la década de 1940, así como los artículos de la Convención Europea sobre el derecho a la libre asociación y a la organización en sindicatos.

IWW se solidariza con los sindicatos, los trabajadores suecos y las trabajadoras suecas y aplaude a quienes han tomado las calles en los últimos meses en un intento de impedir que estas propuestas reaccionarias se conviertan en ley. Representantes de sindicatos daneses y noruegos han hecho también campañas en solidaridad en sus respectivos países y acudieron a las manifestaciones de Estocolmo.

En las últimas décadas, la lucha contra la limitación de los derechos sindicales se ha convertido en un elemento central de la guerra de clases a nivel mundial y, por lo tanto, debe abordarse siempre internacionalmente. IWW apoyamos a nuestros hermanos trabajadores y a nuestras hermanas trabajadoras en su lucha en Suecia y en todo el mundo.

Industrial Workers of the World

IWW de Gales, Irlanda, Escocia e Inglaterra (Wisera), IWW de Norteamérica (Nara) y Comité Organizador de IWW en Grecia